FANDOM


El Progreso No Se Pitufa
El Progreso No Se Pitufa
Nombre originalOn ne Schtroumpfe pas le Prorgres
HistoriaThierry Culliford, Philippe Delzenne
IlustraciónLudo Borecki, Pascal Garray
ColoristaNine Culliford
Fecha de Publicación2002
Galería
Comics Icon

"El Progreso No Se Pitufa" es una historia de cómic creada y publicada por Studio Peyo.

EscenarioEditar

Mientras que los Pitufos están ocupados haciendo trabajos de reparación en la aldea cuando Papá Pitufo está lejos, el Pitufo Perezoso intenta dormir cuando casi es atropellado por los nuevos juguetes motorizados que el Pitufo Manitas ha creado para los Pitufitos. Inspirado por los juguetes, el Pitufo Perezoso le pide al Pitufo Manitas algo que le ayude a hacer las cosas sin esforzarse mucho. El Pitufo Manitas crea un carro motorizado para el Pitufo Perezoso unidad, aunque la primera vez que lo usa, constantemente choca con la panadería del Pitufo Panadero.

Impresionado por esta invención, el Pitufo Panadero, así como el Pitufo Molinero y el Pitufo Ebanista, le piden al Pitufo Manitas vehículos similares con los que puedan hacer su trabajo, y al día siguiente se ve al Pitufo Panadero haciendo entrega de pan fresco a casa de cada Pitufo en su propio vehículo. Sin embargo, el Pitufo Ebanista, el Pitufo Molinero y el Pitufo Panadero ahora quieren máquinas que hagan todo el trabajo duro por ellos, para tender tiempo para descansar y jugar. A continuación, el Pitufo Manitas crea máquinas para el Pitufo Molinero que cosecha su trigo rápidamente para entregarlo directamente a la panadería del Pitufo Panadero, y también construye una máquina para el Pitufo Ebanista que hace muebles instantáneamente.

Pronto cada Pitufo quiere un equipo que haga su vida cotidiana más fácil y el Pitufo Manitas trabaja sin parar en crear máquinas para el propósito de cada Pitufo, tales como una máquina musical para el Pitufo Armonía que toca música realmente mal. Pero entonces el Pitufo Goloso tiene una mejor idea de tener máquinas que les sirvan desayuno. Sugiere al Pitufo Manitas traer el Pitufo Robot, lo que él rehúsa, diciendo que ahora es inútil. Sin embargo, el inventor del pueblo hace sirvientes robot de troncos de árboles que inmediatamente entran en servicio después de una demostración, aunque las máquinas hacen que el Pitufo Labrador deje el pueblo debido a todo el ruido.

Con los robot sirvientes haciendo todo por los Pitufos, no sólo se tornan vagos sino también muy exigentes sobre la manera en que los sirvientes robot hacen su trabajo. Papá Pitufo habla con sus Pitufos poco después de su regreso, aunque ve lo útiles que han sido en la limpieza de su laboratorio. Papá Pitufo decide utilizar los robots para que le ayuden a ubicar los productos químicos peligrosos en su ático, pero cuando se aleja un momento porque lo llaman sus Pitufos, un robot de eliminación de basura come los productos químicos por error y gana consciencia. Pronto el robot reprograma a todos los otros robots para servirle, captura a los Pitufos y los hace servirle como gobernante del pueblo, llamándose Basurero I.

El Pitufo Labrador pronto se pone nostálgico y regresa a la aldea, sólo para descubrir que ha sido tomada por las máquinas, y que Papá Pitufo es prisionero ahora fuera de la aldea. Se disfraza como una de las máquinas y obtiene la ayuda del Pitufo Manitas para liberar a Papá Pitufo al destruir el robot que custodia la cárcel, aunque ven que el robot no tiene la llave. Sin embargo, cuando el Pitufo Labrador patea la puerta de la cárcel por frustración, se convierte en polvo, y descubre que las termitas han masticado la madera. Cuando los tres Pitufos van al laboratorio de Papá Pitufo por la noche para encontrar una manera de detener a los robots, descubren que todo ha sido destruido, por lo que papá Pitufo no puede utilizar hechizos o pociones. Pero el Pitufo Labrador y el Pitufo Manitas tienen un plan propio.

El Pitufo Manitas construye una reina compañera para Basurero I, que felizmente acepta. Sin embargo, en el banquete de celebración para la pareja de robots, la reina falla y salen termitas de ella que empiezan a devorar a los otros robots. Basurero se da cuenta que el Pitufo Manitas le ha engañado e intenta escapar, pero su salida ha sido bloqueada por los Pitufos que ahora han sido liberados, exigiendo su rendición. El rey robot va a una vía de escape secreta, creyendo que estará a salvo ahora, pero el Pitufo Manitas ha bloqueado su fuga colocando la máquina del Pitufo Ebanista en la ruta de escape y utilizándola para convertir a Basurero en muebles.

Al final de la historia, las cosas en el pueblo han regresado a la normalidad, aunque los Pitufos tienen ahora un nuevo problema a tratar: una plaga de termitas.

TriviaEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar